Con el afán de planificar y de llevar a cabo la transición práctica a una nueva versión de la normalidad -ya que lo peor de la etapa Covid disminuye-, los líderes empresariales corren el riesgo de pasar por alto una parte intangible de gran importancia, el trauma colectivo.

Como sociedad, desde el 20 de marzo, hemos sufrido sucesivas pérdidas (nuestra salud, nuestro trabajo, amistades y parientes que fallecieron, conexiones sociales, nuestra estabilidad económica…la lista continúa), algunas permanentes y otras circunstanciales.

En pocas semanas, todo lo que dábamos por normal y como rutina establecida, se derrumbó sin previo aviso. Algo similar sucedió en la costa del Ecuador en abril de 2016, con la pequeña diferencia que ese evento duró 75 segundos y dejó evidencia visual contundente. Ambos eventos entran en la definición de trauma que

encontramos en cualquier texto profesional. Sin embargo, hay una pequeña diferencia, el Covid no se dio en 75 segundos, se ha dado y está dando a lo largo de muchas semanas de angustia, ansiedad, incertidumbre y desesperación, tal como un terremoto que sigue sacudiendo nuestros cimientos.

Con esta evidencia y antes de que pueda haber una nueva versión de lo normal, es vital crear el tiempo y el espacio para procesar tanto la experiencia de los últimos meses como el permanente impacto de estas vivencias. Las pérdidas continuarán persiguiéndonos y si no son oportunamente tratadas, se seguirán acumulando un trauma por encima de otro. La caída económica en cámara lenta, con todo lo que esto implica, persistirá por algún tiempo más. Es por eso que, para empoderar al capital humano de la empresa, en especial los que sobrevivieron al trauma de despidos de sus colegas e inseguridad de sus propios cargos, es necesario iniciar cuanto antes el trabajo con técnicas avanzadas de reducción de ansiedad y estrés, como lo son las Técnicas de Liberación Emocional, también conocidas como Tapping.

Si bien debemos abordar nuevos desafíos para las operaciones comerciales a medida que avanzamos hacia un futuro incierto, debemos poner al menos el mismo énfasis en una tarea más inusual todavía, ayudar a nuestros empleados a sentir, a procesar y a desahogarse. ¿Por qué?, porque solo somos humanos y como tal, nuestro cerebro encapsula todas las emociones, noticias e imágenes de esta época, formando recuerdos que nos marcarán negativamente para siempre. El Tapping nos facilita liberar todas esas emociones y encapsulados de impacto, que no hacen más que transformarse en peso para nuestra alma.

Son muchas las empresas que se han beneficiado al aplicar una sesión grupal de Tapping. Al hacerlo cada uno de los asistentes podrán sentir y soltar todas aquellas emociones negativas que los tienen sintiéndose agobiados. La frustración, la ansiedad, la incertidumbre y sensación de desempoderamiento ceden a una atmósfera que les de espacio y permiso para sanar, no sólo les ayudará personalmente, sino que también será beneficioso para la organización. 

El tiempo avanza y nosotros también en el proceso de comprensión de esta pandemia. No estamos ante un evento normal, nos encontramos frente a un evento de dimensiones nunca antes vistas. Asimismo, para liberar el trauma, sanar nuestras emociones, mente y cuerpo requerimos potentes técnicas de cuarta

generación, como lo es el Tapping, para dar vía a un duelo paulatino, duelo que nos permitirá cerrar este ciclo.

Llevo 16 años liderando el camino de la aplicación del Tapping a nivel corporativo, apoyando a los equipos de trabajo en la liberación de emociones y creencias limitantes que obstruyen su camino y crecimiento. En esta nueva etapa post Covid, te invito ser parte de las empresas que se benefician de la aplicación de estas técnicas y así promueven la reinvención y el empoderamiento de su talento humano.

Till Schilling Böhme
Formador/Facilitador avanzado

(Conferencista Internacional, docente, escritor)
Investigador en Bioneuroinmunoendocrinología, mejor conocido como EFT – Tapping, herramienta de avanzada para conocer, entender y manejar las emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *